La oportunidad de hoy

Tú, yo, cualquier persona, en cualquier lugar del mundo está llena de información que aunque no necesariamente ayuda a tomar las mejores decisiones, sí ayuda a tener apertura a las múltiples opciones que aparecen en nuestro panorama. Al menos hoy,tenemos al alcance un sin número de alternativas para decidir, para bien y para mal.

La información es un derecho,pero sobretodo para los que trabajamos en cuestiones “intangibles”, es nuestra mayor aliada y a la vez nuestra obligación; porque ahí estála respuesta al desarrollo de las grandes ideas para poder satisfacer la necesidad de cualquier consumidor. Sin información no podemos crear.

Es por esto que hoy cualquier persona que se mantiene conectada con el mundo, oye, ve, siente y traduce todo lo que está a su alcance. Tener información sobre cosas intangibles ya no es un mito.

En temas de salud, cada computadora, cada medio de comunicación y cada persona con la que se conversa está hablando del descubrimiento (en su contexto) de algún remedio para la salud que no está tipificado como alópata, de algún remedio que mas allá de la lógica funciona y que hay que intentar probar al menos “por no dejar”.

Hoy ya no suena raro hablar de energía, de venenos que curan, de sanar con las cosas de nuestro propio cuerpo y un sinfín de “rarezas”; hoy ya se acepta como parte de nuestro mundo, como algo eficaz y certero que empieza a generar resultado desde el sentido común todos los seres humanos.

Sucede que los crédulos y los incrédulos utilizan medicina natural y por medicina natural hablo hasta del conocimiento de los beneficios de la risa, del buen ánimo, del amor etc… hoy ya no se trata de entender, sino de saber, de saber en nuestro interior que la verdadera medicina somos nosotros mismos. De saber que diario nos construimos y reconstruimos en lo tangible y lo intangible. El mundo está hablando del poder sobre nosotros mismos; y no sólo se habla, sino que se asume como verdad, una verdad que determina una nueva era del ser humano.

Hoy las cosas han cambiado, somos seres que derribamos barreras generacionales con una sola creencia; la nuestra.

Creo que es la oportunidad de todos los que estamos interesados en dejar algo mejor que lo que recibimos, de saber utilizar adecuadamente esta gran oportunidad. Las puertas ya se abrieron. Somos nosotros los responsables de utilizar el camino de apertura en pro de la humanidad. Ojalá lo utilicemos juntos en amor y armonía.

 

Lic. Mónica Sosa Dávila

Socio fundador A.I.B.B.

Tesorero y Mercadotecnia