Monthly Archives: agosto 2014

Las toxinas y nuestro organismo.

En los últimos años, la limpieza interna del cuerpo se ha vuelto muy popular, y esto ha dado como resultado, el desarrollo del mercado en productos desintoxicantes de uso personal.alimentos

La forma más usada comúnmente es la limpieza interna cada 3 meses, esto puede ser bueno en algunas ocasiones, pero puede resultar difícil para la mayoría de los individuos, además de que en la mayoría de los casos, implica mal nutrición durante el proceso.

Este tipo de limpiezas agresivas, acarrean una serie de reacciones desfavorables con síntomas como la pérdida de energía, una pobre concentración mental, y dolores de estómago. En algunos casos también se experimenta irritación a nivel de la piel.

Este tipo de reacciones nos indican que el cuerpo está siendo sometido a cambios que van más allá de su habilidad para sobre llevar la actividad de limpieza o desintoxicación a la que se le está sometiendo.

Las toxinas tienen muchas formas de presentación. Comúnmente las definimos como los químicos a los que nos exponemos cuando consumimos nuestros alimentos, agua y al medio ambiente en donde vivimos. Aun los individuos más conscientes, pueden no darse cuenta de las cuotas de exposición a las que se someten diariamente.

Nuestro cuerpo tiene la capacidad natural para auto limpiarse y trabaja cada minuto para deshacerse de la carga de toxinas a la que se ve sometido. En esta labor de auto limpieza se combinan varios componentes del sistema gastrointestinal, sistema urológico, linfático, y órganos como el hígado. 

higadoEl hígado filtra y dirige las toxinas por eliminación a través de los riñones y el tracto intestinal. Nuestro cuerpo también elimina las toxinas a través del sudor, mucosidades y la piel.

Apoyar al cuerpo en esta diaria tarea es la forma más segura y efectiva de reducir los niveles de toxicidad en nuestro cuerpo y los efectos dañinos que estos producen.

Podríamos comenzar por consumir más cantidad de agua cada día. Si usted es de las personas a las que les cuesta tomar mucha agua, comience por hacer hábito. Primero un vaso en la mañana, otro a media mañana, luego al medio día, en la tarde y en la noche. Luego incremente la cantidad de agua poco a poco, pero sea constante. Debe lograr consumir 2 litros de agua al día, sin contar con líquidos como sopa, café, jugos, etc.

Trate de consumir más fibra en sus alimentos. La fibra ayuda a eliminar las toxinas a través del sistema intestinal. Al mismo tiempo, mantiene este sistema saludable para favorecer la eliminación de los desechos.

El ejercicio también juega un papel muy importante en la eliminación de toxinas, procure caminar o hacer ejercicio todos los días.

Si aún no lo hace, comience a consumir vitaminas. Estas son muy importantes para ayudar a todos los sistemas del cuerpo a funcionar efectivamente. Las vitaminas también apoyan a las enzimas, que influyen de forma directa sobre los órganos de limpieza de nuestro cuerpo.

 

Anónimo

HISTORIAS DE SALUD

Carlos Káiser

Investigador Holístico

En la semana pasada, recibo un correo con la foto que adjunto, de una amiga y abuela de un niño de 4 años que su dentista en una sola sesión le coloca 8 coronas de metal en su boca. Inmediatamente le dije que era una criminalidad, que le llamaran a la profesional y le dijeran que le retire estos metales. Comenzó un ir y venir de mensajes, pero finalmente la dentista hizo este reporte y al final encontrarán mi respuesta. No permitan jamás que a sus hijos, nietos o cualquier niño les realicen estas aberraciones.  Aquí les dejo los dos correos, para que comiencen a investigar, se documenten. Este es el origen de muchísimos problemas de salud que se suceden a lo largo de la vida y después nos preguntamos por qué nos pasa, o que tenemos que aprender, buscando por lugares sin sentido. La intoxicación es una práctica diaria y es la respuesta concreta a todos nuestros problemas.

RESPUESTA DE LA DENTISTA A LA CONSULTA DE LA MADRE Y ABUELA, LUEGO DE REALIZAR LA COLOCACIÓN DE 8 CORONAS DE METAL, A UN NIÑO DE 4 AÑOS.

Este pacientito llega a la consulta con 4 años, y 14 de sus 20 piezas temporarias francamente destruidas, todo maxilar superior, y todos los molares inferiores, con caries rampantes, se les llama así porque arrasan con las coronas de las piezas dentarias, solo 6 dientes (canino a canino inferior) sin caries, aquí la lengua podría haber actuado como autolisis, es decir como si fuera un limpiaparabrisas.

Excesiva placa bacteriana por insuficiente y poco frecuente cepillado, en el control de dieta se corrobora alta ingesta de azucares (sacarosa exagerada,  jugo Ades y golosinas muy frecuentes) 

La única preocupación de la mama era poder arreglar primero los dientes de adelante, que ya habían perdido más de la mitad de la corona.

Comportamientos y aceptación del tratamiento: NULO, ya que venía de otro consultorio donde la experiencia no había sido buena.

Pronóstico: reservado ya que son lesiones múltiples, muy avanzadas, tratamientos que serían largos y nada de colaboración.

Propuesta terapéutica: intentar en cuatro sesiones de motivación poder iniciar con instrumental de mano, confianza y aceptación de tratamiento, de no alcanzarlo se lo derivaría a consultas con Profesionales que atienden estos casos (lesiones múltiples, muy comprometidas que necesitan de largas consultas ambulatorias)   bajo anestesia general, eliminando en quirófano las lesiones, y en general en una o dos intervenciones, rehabilitar y eliminar focos sépticos de toda la boca.

Alcanzamos el objetivo, realizamos tratamientos pulpares, en los cuatro molares inferiores, dos de los cuatro superiores también afectados, y cinco de los dientes anteriores superiores, estos últimos sin tratamiento pulpar, serán los primeros en caerse, y no se justificaba aun, ante lo que todavía le sigue costando dejarse atender, preferí hacer sector posterior que es el que recién cambiara  entre los 9 y 11años, actitud que se toma en pediatría, primero arreglamos los dientes que caerán últimos, los que caen primero no tienen la misma prioridad.

Se le explico que tampoco van a durar tanto tiempo las coronas metálicas, ya que faltan muchos años aun para el recambio de estos molares, y la gran pérdida de la parte coronaria de sus muelas, hace que no sean buenas bases retentivas donde descansan estas coronas Protésicos, si hubiéramos decidido extraerlas, terminaba con Prótesis removibles, para mantener los espacios para los futuros dientes permanentes, es inevitable entonces conservar el máximo posible estas piezas hasta acercarnos a su edad de recambio

Todas las piezas se obturaron con Resinas de Foto curado, en NINGUN MOMENTO se usó aleación de amalgama y mercurio, creo que esta Señora está desinformada, o bien su hija no le cuenta, y es una falacia lo que está diciendo.

Por ultimo aquí, no realizamos Coronas Estéticas en Pediatría, ni de acrílico y menos aún de porcelana, los dientes deciduos, no solo sirven para “masticar” ordinariamente hablando, contribuyen entre muchas de sus funciones, al desarrollo de los maxilares, a la fonación, a mantener los espacios para los futuros permanentes, acompañar el desarrollo craneofacial del tercio inferior de la cara y el de la ATM.

Si colocásemos coronas rígidas, como los son las de acrílico y porcelana, estas no pueden adaptarse, deformarse, acomodarse, a los cambios fisiológicos que se van dando a medida que crece la mandíbula, los cóndilos, etc., etc. si son duros interfieren en la mordida, provocando puntos de contacto prematuro haciendo que esta mandíbula pierda la centralidad en apertura y cierre, con respecto a la base de cráneo( ATM) por eso usamos coronas estampadas, de metal francamente blando y delgado para que acompañe los cambios en la oclusión.

Fundamentada razón, para mí, que me lleva a seguir usando lo aprendido, y no priorizo la estética a cambio de la función en Pediatría.

Hablo de coronas estampadas ya que ni siquiera uso la preformadas, que muchos colegas odontopediatras usan, estas son las que se compran en los comercios odontológicas, se eligen a “ojo” según el modelo tomado del paciente, son estándar,  se deben adaptar recortar  y son más duras( tienen más % de níquel)  que las artesanales estampadas hechas a medida por el mecánico dental, aunque más costosas pero sumamente delgadas, exactas a esa pieza que vamos a proteger, ya que enviamos al laboratorista los modelos tomados del paciente.

Por ultimo no use Cemento de Fosfato para su adhesión, por la liberación de ácido fosfórico, si use ionómero de cementado, y si bien el primero no está en desuso, el segundo se tornó de última generación.

Síntesis: .evité la anestesia general, dejo el alma para que este niño se deje atender, si ya se, esto es cosa mía

               .use como material de obturación resinas de foto curado y NO amalgamas

               .inevitable el uso de coronas metálicas, el esmalte dental no existe, el niño NO tiene coronas naturales para triturar los alimentos, y lo poco que le queda de ellas debo protegerlas hasta que se aproxime el momento de recambiarlas

               .es un caso de un gran avance criogénico, con casi el 80% de pérdida coronaria en sus piezas dentarias

 

——————————-

ESTO ES LA RESPUESTA,  QUE SEGURAMENTE LE ENVIARAN A LA DENTISTA. 

Esto es una práctica habitual en odontopediatría, avaladas incluso por las asociaciones dentales en la gran mayoría de países subdesarrollados, pero no deja de ser una criminalidad. Esto es lo que indican como una práctica habitual:

Las coronas de acero inoxidable han sido utilizadas desde los años 50 en odontopediatría. Son restauraciones extra coronales preformadas y se han usado para sustituir de manera completa la porción coronal del diente. Constituyen un importante tratamiento de elección en dientes primarios por su resistencia, retención, protección contra caries, bajo costo y facilidad de colocación.

Se indica su uso para restaurar molares primarios con múltiples superficies comprometidas, en caries rampante, caries recurrentes, posterior a pulpotomías o pulpectomías en molares primarios, en hipoplasias de esmalte, como mantenedores de espacio, en fracturas, en niños con facetas de desgaste amplias por bruxismo, entre otros.

Su uso es contraindicado en caries que comprometa la pulpa, en piezas próximas a exfoliarse, en piezas con movilidad, en presencia de fístulas o abscesos, en dientes con reabsorción interna o externa y en dientes que no pueden ser restaurados por pérdida de estructura dentaria.

Estas coronas vienen algunas con el margen pre contorneado y otras coronas con el margen no pre contorneado. También hay coronas estéticas para molares temporales que son también de acero inoxidable con margen pre contorneado, que se comercializan recubiertas de material acrílico, plástico, o porcelana.

Pese a las ventajas que llevan a los odontopediatras a hacer uso de estas, creo que no se contempla un problema de gran relevancia y es el factor de tipo eléctrico lo cual las convierte en un posible campo de interferencia que podría afectar de manera distinta a los niños dependiendo de factores individuales. Recordemos que la saliva es electrolítica. Adicionalmente, estas coronas siempre se comportan como factores de sobrecarga en problemas pre existentes.

La cantidad de níquel en su composición las convierte en un gran alérgeno y si además de la presencia de estas coronas encontramos en los mismos pacientes otro tipo de restauraciones metálicas como amalgamas de plata, brackets u otros, se favorece el galvanismo, la liberación de iones metálicos y como consecuencia se favorece la intoxicación por acumulación de estos en el tiempo.

Esto sin tener en cuenta otro tipo de problemas que pueden generar como gingivitis por fallas en la adaptación, contactos prematuros que pueden favorecer otras patologías, posibilidad de ingesta de estas coronas cuando el molar esté próximo a exfoliarse, sobrecarga de estos materiales metálicos por exposición a radiación electromagnética.

Corona metálica preformada de cromo-níquel

Según su composición se encuentran las coronas de acero inoxidable preformadas que contienen 70% de Hierro y menor porcentaje de níquel, blandas y maleables y las coronas de cromo –níquel las cuales tienen en su composición 70% Níquel, gran alérgeno, pero duras y con mayor resistencia a la deformación. (Según nos explica esta dentista, ella ha usado coronas estampadas y no coronas preformadas, si bien es cierto son dos formas distintas, pero el material es exactamente igual, teniendo menos % de níquel… pero igual tienen el mismo componente níquel y cromo, dos compuestos altamente tóxicos para cualquier organismo, se degradan como cualquier metal. Y como cualquier metal, colocado en boca, la actividad bacterial comienza inmediatamente a defenderse, colonizando todo tóxico, y el problema se establece por la cantidad de mico toxinas, toxinas, leuco toxinas que segregan. Como todo ser vivo, se alimenta, reproduce y excreta.

Los metales no nacieron para estar dentro del organismo, y esto es lo que tiene que entender, y menos en la boca, ya de por sí la saliva es una gran degradadora, por ende los iones metálicos y partículas van a el organismo, éste no lo reconoce como un nutriente, no se excreta y se deposita, por lo regular en niños: en riñones, hígado y páncreas, como primera fase, luego llegan a todos los rincones. Como encontramos infinidad de niños con metales en el cerebro, por estas prácticas. Los metales no tienen que colocarse en un ningún niño en crecimiento, incluso las ortodoncias metálicas. Son letales, hay infinidad de documentaciones médicas, denuncias de padres con niños con problemas psicomotrices, alteraciones neuromusculares y  síndromes de atención, hiperactividad, etc., por estas operaciones.

Señora Dentista: Las denuncias de la toxicidad de metales en boca, ya tienen 150 años, no es un tema nuevo, usted debe aprender, que aunque sus protocolos sean lo que médicamente están indicados, esto es una criminalidad. Si no lo entiende así, pronto de seguro, le caerán varias demandas y no podrá por desidia, ignorar estos demenciales procedimientos. Comience a buscar información de la toxicidad de cualquier metal dentro del organismo y podrá constatar lo que le estoy aseverando.

Por si no lo sabía: El Cromo desestabiliza los niveles de azúcar en sangre y produce dolor e infecciones por hongos, como la cándida. Otras patologías que se relacionan con el cromo son las ulceraciones del tabique nasal, dermatitis aguda y dermatitis eccematosa alérgica. El cromo incrementa el riesgo de cáncer y puede provocar dolor crónico de origen desconocido.

En los análisis de sangre un número menor de 80 de glucosa indica la presencia de cromo en saliva y linfa, y la proliferación de hongos como la cándida.

El Níquel produce infecciones, caída del cabello (alopecia) y origina multitud de alergias. El Níquel, un conocido carcinógeno, bloquea el la absorción de manganeso.

La International Agency for Research on Cancer (IARC) ha llegado a las mismas conclusiones al clasificar a los compuestos de níquel y cromo como carcinógenos.

Le dejo aquí la guía de agentes cancerígenos para que pueda documentarse, documentados por IARC

http://www.google.com.mx/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0CB8QFjAB&url=http%3A%2F%2Fgestioprl.wikispaces.com%2Ffile%2Fview%2FGuia%2Bagentes%2Bcancerigenos.pdf&ei=9RrXU5H3O8LG8AHkwIF4&usg=AFQjCNEYvivtR4PhxRWn6doSCMiyn4JA9A

O simplemente coloque en su buscador IARC, listado de tóxicos. También le recomiendo busque páginas de metales en la boca.

Desde la terapia Neural, Odontología Neurofocal, Acupuntura estas prácticas son criminales, los desórdenes orgánicos son innumerables y se pueden constatar a partir de la colocación de las coronas. Por lo que siempre se sugiere, realizar un chequeo médico del infante antes o inmediatamente después de colocarlas, a fin de tener documentado el estado de salud. Y ante los síntomas que aparecieren, que seguro aparecerán, realizar una demanda al dentista, puesto que estas prácticas han sido prohibidas en varios países europeos y de Norteamérica, con infinita documentación que avalan que estas prácticas demenciales que son tremendamente nocivas para cualquier organismo humano.

Como investigador de tóxicos para la salud, siempre que se presentan casos de esta naturaleza, recomiendo a los padres de niños intoxicados, documenten el estado de salud de sus hijos, y demanden a sus profesionales por estas prácticas de intoxicación, como así también por medicamentos y vacunas con metales pesados. Tiene que llegar el día en que la medicina en toda su amplitud, reconozca y deje de realizar estos envenenamientos.

 

Atte. Carlos Káiser

Investigador Holístico